sábado, 19 de noviembre de 2011

I'm not brave enough.

Quise llamarte,pero me aguanté las ganas,como siempre.
Deslicé mi dedo por la eterna lista telefónica, la A, la B, la C .... así hasta llegar a tu nombre.
Pero en ese momento decía; ''Bah, qué tontería ¿ Para qué ?''
Me daba miedo tu respuesta, supongo que lo cogerías y hablaríamos de mil tonterias pero, ¿Qué pasaría después?
Eso fue lo que me detuvo,siempre viene un ''después'' y ahora mismo lo último que quiero es eso, un ''después'' que no me llevaría a ninguna parte, un ''después'' echandote de menos, otra vez.
Entonces llegué a mi casa, volví a coger el móvil,hice lo mismo de nuevo.
Encendí la luz más débil de mi habitación y puse la canción que tanto me recuerda a tí.
El móvil me quemaba en las manos, necesitaba llamarte,pero me faltó valor... 
La música seguía sonando y tu nombre clavado en la pantalla del móvil no paraba de desafiarme a que te llamara..
¿Lo hice? Claro que no lo hice,me limité a repetir el itinerario de la A, la B, la C... así hasta llegar a tu nombre unas 500 veces más.

inés expósito

2 comentarios:

  1. muy largo todo para mi pero vamos como si lo hubiera leidoo .
    SUPER COOL TODOO

    ResponderEliminar